Por: Amín Cruz

El canciller Roberto Álvarez, Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana señaló hoy que la inestabilidad política y social que vive su vecino Haití se constituye en una amenaza para el país y la región.

«La inestabilidad en Haití amenaza a la República Dominicana», expresó en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el canciller Roberto Álvarez, quien hizo un llamado a la comunidad internacional a proveer al pueblo haitiano la ayuda humanitaria que tanto requiere, así como brindar los recursos necesarios para poder invertir en infraestructuras y en la creación de empleos.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ONU, en una reunión virtual sobre la crisis que atraviesa la nación de Haití el Canciller Roberto Álvarez, manifestó “que la República Dominicana está sumamente preocupada por la profunda crisis social, económica, sanitaria y política que vive su vecino, el país haitiano”.

Indicó el canciller dominicano señaló que la frontera compartida por la República Dominicana y Haití implica que los procesos políticos, sociales, sanitarios y económicos de cada país, impactan significativamente en el otro. “La buena vecindad entre los dos países no puede nunca perjudicar el principio de cumplimiento estricto de la legalidad dominicana e internacional”.

Igualmente destacó el Canciller, el estancamiento en la organización de las elecciones legislativas y la falta de consenso sobre una agenda política común que permita romper los impases y definir un nuevo ciclo electoral que la encamine por un sendero de estabilidad duradero.

En la reunión del Consejo de Seguridad se conoció el informe sobre Haití, presentado por Helen La Lime, representante del Secretario General, António Guterres, en el que detalló que la situación política, social y económica de esa nación continúa afectada y empeorada por la pandemia.

En la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el canciller Álvarez, fue enfático en señalar “por ello exhortamos a la comunidad internacional a tomar un papel más activo en la organización de este proceso y a extender el mandato de la BINUH, dotándola, además, de los recursos necesarios para su correcto funcionamiento. La BINUH debe facilitar un pacto político amplio en Haití que garantice la celebración de las elecciones legislativas, que es la tarea más urgente”.

 El diplomático dominicano expresó “que el bienestar y el futuro de los pueblos están en manos de sus ciudadanos, por lo que la comunidad internacional a pesar de ser un soporte adicional y fundamental, no puede generar los cambios necesarios en Haití por sí sola”.

Indicó el canciller que es imprescindible la participación activa de la sociedad civil y el liderazgo político haitiano, incluyendo a la diáspora de ese país; por otro lado Álvarez, reconoció los esfuerzos realizados por el gobierno haitiano para contrarrestar los efectos de la pandemia del Covid-19 en su país bajo el liderazgo de su Comisión Multisectorial COVID-19.

Dr. Amín Cruz, PhD, Ministro Consejero. Diplomático, periodista, historiador, educador y escritor; residente en New York 

Facebook Comments